miércoles, 29 de septiembre de 2010

Un día de otoño en mi ciudad

Allá afuera hace sol, brilla mucho, no hay nubes en el cielo pero sopla un viento helado. No me preocupo tanto por tí, pues en mi corazón estás guardado y calientito, bajo mi ligero suéter... No te extraño porque estás conmigo, pero quiero ver tus ojos, besar tus labios y compartir contigo -de nuevo un domingo, aunque entonces aún era verano- un cigarrillo fuera de mi casa, quiero que me acompañes a la tienda y me invites algo, quiero que me mires y me sonrías pícaramente, quiero ver la película que nos quedamos debiendo y quiero volver a soñar que esta atracción que sentimos ya se convirtió en amor.

4 comentarios:

  1. yo también quiero todo eso!!!!! donde firmo???
    :)

    ResponderEliminar
  2. Pues no tienes que firmar nada, sólo vivir la vida como venga y al máximo! Dejándote llevar es como tienes las mejores experiencias de tu vida, pero tienen que ser naturales!!

    ResponderEliminar